Páginas

21.2.11

Vacas

Dos días en lo de la suegra que, Fede mediante, no se padece. Comiendo como si no hubiera un mañana, churros rellenos y tortas de coco. Cargando el i-pod y el parlantito, para poder escuchar giladas en la praia. Las uñas rosa fluo, una carpa amarilla que mola violencia, y la Orsai en el bolsito playero; encayada en la costa como una loba marina.
Mañana salimos para Gesel, solos, marido y yo. Al fin.

3 comentarios:

Srta Bennet dijo...

Nena desde las sierras, descansada, sin estres, te deseo unas muy felices vacas.

besos a vos y a Marido.

:)

Zoquett dijo...

Eaa, felices vacaciones querida :).

¨ce_ dijo...

Abrazo, mulleres!
Claramente el descanzo nos sienta bien ;)